Se Solicita Auxiliares de Limpieza Para Escuelas

El empleo de auxiliar de limpieza de escuelas implica mantener un ambiente educativo limpio y seguro, esta labor contribuye a un entorno saludable para estudiantes y personal, ofreciendo múltiples beneficios y también horarios flexibles.



  • Experiencia en limpieza: Sabes cómo manejar diferentes productos y técnicas para limpiar materiales como madera, vinilo, vidrio, entre otros; así mismo tener tener experiencia manejando máquinas como aspiradoras, enceradoras y pulidoras.
  • Capacidad física: Puedes mantenerte de pie durante largos periodos, agacharte, estirarte y levantar objetos y coordinar bien las manos para manejar herramientas y maquinaria ligera.
  • Organización y detallismo: Priorizar tareas para cumplir con los horarios y cronogramas no es problema para ti. Sabes identificar y resolver problemas de limpieza que podrían pasar desapercibidos.
  • Disponibilidad horaria: Te adaptas a trabajar temprano o más tarde, según las necesidades del centro educativo. Estás dispuesto a trabajar durante eventos especiales, reuniones o emergencias.
  • Limpieza de superficies: Limpias escritorios, mesas, estanterías, pizarras y ventanas para que el aula sea un lugar agradable. Eliminas manchas y telarañas para que el entorno luzca limpio y atractivo.
  • Recolección de residuos: Te aseguras de que las papeleras estén vacías y reemplazas las bolsas cuando sea necesario. Fomentas el reciclaje separando papel, plástico y otros materiales.
  • Suministros y reabastecimiento: Supervisas que no falten productos de limpieza.Colocas toallas de papel, jabón y otros productos en aulas y baños.
  • Mantenimiento de pisos: Barres, trapeas y aspiras para mantener los pisos seguros y limpios.Utilizas pulidoras y enceradoras para mantener los pisos con buen aspecto.
  • Experiencia previa: Contar con experiencia en la limpieza de baños o áreas similares es esencial para asegurar que el encargado comprenda bien los procedimientos, productos y estándares requeridos. También puede implicar el manejo de maquinaria especializada, como pulidoras o limpiadoras a presión.
  • Capacidad física: El trabajo requiere un nivel considerable de esfuerzo físico, como estar de pie por largos periodos, agacharse, levantar peso y transportar materiales y suministros de limpieza. Es necesario poder realizar estas actividades sin problemas.
  • Habilidades organizativas: Planificar y priorizar las tareas de manera efectiva es crucial para asegurar que los baños estén limpios y desinfectados a tiempo. El encargado debe seguir un programa establecido y ser capaz de adaptarse a los cambios necesarios.
  • Atención al detalle: Los baños deben estar impecablemente limpios, lo que implica eliminar manchas, malos olores y suciedad. Además, incluye identificar y corregir cualquier problema que pueda surgir.


  • Limpieza general: Realizar una limpieza profunda de los baños, asegurando que lavamanos, inodoros, urinarios, espejos y pisos estén libres de suciedad, manchas y restos. También es necesario retirar la basura de los contenedores.
  • Reabastecimiento: Verificar y reponer los suministros esenciales como papel higiénico, jabón, toallas de mano y desinfectantes de forma regular. Esto garantiza que estudiantes y personal siempre tengan acceso a estos elementos.
  • Desinfección: Desinfectar minuciosamente superficies de alto contacto como puertas, interruptores y grifos para prevenir la propagación de gérmenes y enfermedades, especialmente importante en escuelas, donde el riesgo de contagio es alto.
  • Mantenimiento: Identificar y reportar cualquier daño o problema en las instalaciones, como grifos que gotean, inodoros obstruidos o accesorios dañados, para garantizar el funcionamiento óptimo de los baños. Mantener registros detallados de las actividades de limpieza ayuda a asegurar el cumplimiento de los estándares.
  • Experiencia previa: Contar con experiencia en la limpieza de gimnasios u otras instalaciones deportivas ayuda a comprender mejor los procedimientos, productos y estándares específicos requeridos. La familiaridad con las necesidades especiales del equipo de fitness puede ser útil, como la limpieza de máquinas
  • Capacidad física: Se requiere un alto nivel de capacidad física para realizar tareas que incluyen levantar y mover peso, agacharse, estirarse y permanecer de pie durante largos períodos. Además, es necesario poder transportar materiales de limpieza.
  • Conocimiento de desinfección: El personal debe estar bien informado sobre los procedimientos de desinfección para garantizar la eliminación eficaz de gérmenes, especialmente en superficies de alto contacto como manijas y bancos.
  • Actitud profesional: Mantener una actitud profesional y amistosa con los miembros y el personal del gimnasio. Esto incluye ser proactivo, receptivo a los comentarios y sugerencias, y demostrar un alto nivel de responsabilidad en el cumplimiento de las tareas.
  • Limpieza general: Realizar la limpieza profunda y detallada del gimnasio, incluyendo áreas como pisos, espejos, baños, vestuarios, zonas de pesas, y equipo cardiovascular. Es importante asegurarse de que no haya polvo, manchas ni restos para proporcionar un entorno higiénico y ordenado que inspire confianza en los miembros.
  • Desinfección de equipos: Desinfectar el equipo de entrenamiento tras su uso, con especial atención a las superficies de alto contacto. Esto implica asegurarse de que todas las máquinas, manijas, pesas, bancos y otros accesorios estén debidamente desinfectados.
  • Reabastecimiento de suministros: Verificar regularmente el nivel de suministros esenciales como toallas, jabón, desinfectantes, papel higiénico y otros materiales para reponerlos según sea necesario. Esto garantiza que los clientes siempre tengan acceso a estos elementos para su comodidad y seguridad.
  • Mantenimiento:  Inspeccionar periódicamente las máquinas y las instalaciones para identificar problemas potenciales, como equipos dañados o accesorios defectuosos. Reportar estos problemas al personal de mantenimiento para su reparación o reemplazo oportuno.
  • Experiencia previa: Tener experiencia en limpieza, preferiblemente en entornos educativos o de preparación de alimentos. Esto asegura un conocimiento sólido de los procedimientos de limpieza y el equipo adecuado, lo que optimiza la eficiencia y la calidad del trabajo.
  • Atención a los detalles: Ser minucioso para mantener un entorno saludable para los estudiantes y el personal. Esto implica identificar áreas de alto contacto, como pomos de puertas y mesas, para limpieza frecuente, asegurando la correcta eliminación de residuos.
  • Condición física: Estar en buena condición física para realizar tareas que requieran estar de pie por periodos prolongados, agacharse, levantar pesos moderados, como cubos de agua o bolsas de residuos, y operar maquinaria ligera.
  • Conocimiento de normas: Conocer las normas de higiene y seguridad alimentaria, así como las regulaciones locales y estatales relacionadas con la limpieza en áreas de preparación y consumo de alimentos, incluyendo el manejo seguro de productos químicos de limpieza.
  • Limpieza de superficies: Limpiar mesas, sillas, mostradores y bandejas en áreas de preparación y consumo de alimentos, utilizando los productos adecuados. Asegurar la desinfección de las superficies para evitar la propagación de gérmenes.
  • Recolección de residuos: Recoger la basura regularmente, reemplazar bolsas y disponer de los residuos de forma adecuada, siguiendo las normas de reciclaje y manejo de residuos de la cafetería. Mantener los botes de basura limpios y desinfectados.
  • Saneamiento de áreas comunes: Desinfectar baños, pasillos y otras áreas comunes, asegurando un entorno higiénico. Rellenar suministros como papel higiénico, jabón y desinfectante de manos. Limpiar y mantener el equipo de limpieza (aspiradoras, fregonas, etc.) para garantizar su correcto funcionamiento y alargar su vida útil.
  • Reposición de suministros: Mantener el inventario de toallas, jabón, desinfectantes y otros productos de limpieza. Avisar a los superiores cuando los suministros estén bajos para asegurar un flujo continuo.
  • Experiencia previa: Es fundamental tener experiencia trabajando en la limpieza de oficinas o áreas administrativas para familiarizarse con los equipos y las técnicas necesarias para un entorno escolar. Conocer las particularidades de estos espacios ayuda a mantener la eficiencia y calidad del trabajo.
  • Organización y eficiencia: Ser organizado es clave para mantener un plan de limpieza efectivo que reduzca al mínimo las interrupciones en el trabajo del personal administrativo. La capacidad de planificar y ejecutar las tareas de manera sistemática garantiza la limpieza de todos los espacios sin entorpecer la rutina laboral.
  • Discreción y profesionalismo: La discreción es esencial para respetar la confidencialidad de documentos y actividades, dado que puede haber información sensible en las oficinas administrativas. El profesionalismo implica mantener una actitud respetuosa y enfocada en realizar un trabajo de calidad mientras se respeta el espacio de los demás.
  • Conocimiento de normas: Es importante estar familiarizado con las normas de seguridad y el uso correcto de productos químicos para evitar accidentes y proteger a quienes utilizan el espacio. El manejo seguro de estos productos es crucial para la integridad de los trabajadores y el ambiente.
  • Limpieza de oficinas y escritorios: Asegurarse de que las oficinas y escritorios estén limpios y desinfectados, incluyendo estanterías, teléfonos, teclados y otros equipos, creando un entorno de trabajo saludable. Mantener las superficies libres de polvo y gérmenes contribuye al bienestar de todos.
  • Recolección de residuos: Recoger la basura de las oficinas, salas de reuniones y áreas comunes, reemplazar las bolsas de basura y disponer de los residuos de acuerdo con las normas de reciclaje, garantizando que cada desecho esté bien clasificado y manejado.
  • Saneamiento de baños: Limpiar y desinfectar los baños que se encuentran en las áreas administrativas, asegurando que estén en condiciones óptimas para su uso. Esto incluye rellenar papel higiénico, jabón, desinfectante de manos y cualquier otro suministro necesario para la higiene.
  • Mantenimiento de áreas comunes: Limpiar y organizar las áreas comunes, como pasillos y salas de reuniones, para crear un entorno profesional, seguro y ordenado. Un área administrativa impecable refleja un espacio escolar bien cuidado y demuestra respeto hacia todos los que lo utilizan.
  • Condición física: Se requiere tener buena salud y resistencia física para llevar a cabo las tareas, que pueden incluir levantar objetos pesados, agacharse para recoger basura y caminar largas distancias para cubrir las áreas exteriores.
  • Responsabilidad: Los trabajadores deben ser puntuales, cumplir con los horarios y tareas asignadas, y seguir las políticas de la institución. También deben usar y cuidar responsablemente los suministros y equipos, además de entregar informes cuando sea necesario.
  • Experiencia: Tener experiencia en limpieza o mantenimiento es beneficioso, aunque no siempre es un requisito obligatorio. El conocimiento sobre el uso correcto de productos y equipos de limpieza permite trabajar de manera más eficiente.
  • Comunicación: Es crucial tener habilidades de comunicación para colaborar con el equipo, recibir instrucciones claras y reportar problemas o necesidades. Esto implica interactuar con otros trabajadores, personal docente y directivos.
  • Limpieza general: Barrer, recoger y eliminar basura, escombros, hojas y otros desechos en patios, estacionamientos, áreas deportivas, entradas y zonas comunes.
  • Mantenimiento de equipos: Limpiar herramientas tras su uso, verificar que no estén dañadas, hacer ajustes menores y reportar al supervisor si requieren reparación o reemplazo.
  • Cuidado de zonas verdes: Mantener césped recortado, podar arbustos y árboles, regar plantas, quitar malas hierbas y asegurar que los jardines luzcan ordenados. Puede incluir el uso de podadoras, tijeras de podar o sistemas de riego.
  • Inspección y reportes: Identificar áreas que necesitan mantenimiento o reparaciones, como baches, mobiliario dañado o problemas de drenaje, y reportar al supervisor para tomar medidas.

Esta es una gran oportunidad para aquellas personas que están interesadas en mantener un ambiente educativo limpio y ordenado, este rol es muy importante ya que permite crear un entorno seguro y saludable para todos los estudiantes.

Si te interesa el empleo, solicítalo en el siguiente enlace de tu país: Perú / México / Uruguay / El Salvador / Ecuador / Honduras / Chile / Costa Rica / Colombia / Argentina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
Scroll al inicio